CMP dona Gabinete de Bioseguridad a la ULS, permitiendo que la región incremente su capacidad diagnóstica de SARS CoV-2

CMP dona Gabinete de Bioseguridad a la ULS, permitiendo que la región incremente su capacidad diagnóstica de SARS CoV-2

El aporte de CMP permitirá que la U. de La Serena ponga en marcha un laboratorio y personal que pueda sumarse al esfuerzo regional por diagnosticar localmente los casos de SARS CoV-2, acortando los tiempos de respuesta.

Con el objeto mejorar las capacidades regionales de diagnósticos SARS CoV-2, Compañía Minera del Pacífico (CMP) hizo entrega de un Gabinete de Bioseguridad tipo A2 a la Universidad de La Serena, que permitirá disponer del Laboratorio de Silvigenómica y Biotecnología ubicado en el Departamento de Biología, y reconvertirlo al servicio del control de la pandemia.

Este equipamiento es una condición clave para avanzar en la disposición de la universidad de sumarse a la red regional de diagnósticos COVID-19, pues dota de seguridad al personal académico que pondrá al servicio sus competencias de análisis de muestra.

La donación por parte de CMP fue destacada por el rector Dr. Nibaldo Avilés, quien resaltó que “la colaboración entre todos los actores relevantes del territorio se vuelve imprescindible para complementar las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias del país y la región. En este sentido, la donación que realizó Compañía Minera del Pacífico demuestra su profundo sentido de responsabilidad social y compromiso para lograr el bienestar de los habitantes de la región y el país”.

Por su parte, el gerente general de CMP, Francisco Carvajal, señaló que “es muy importante el apoyo que podamos dar a la sociedad con este trabajo en conjunto. La universidad y la empresa privada son fundamentales para el desafío que nos propone esta pandemia, y mejorar la capacidad de análisis y de detección temprana del coronavirus es clave para poder enfrentarlo. Esperamos que el gabinete de bioseguridad pueda estar en funcionamiento prontamente, para mitigar y que los efectos no sean tan graves como en otros países”.

Los siguientes pasos para la ULS son continuar con los lineamientos que establezca el Servicio de Salud Coquimbo, en cuanto a la revisión de las instalaciones, revisión de los protocolos de bioseguridad, y la autorización final para operar, cuestión que se estima ocurrirá dentro de las próximas semanas.

“La donación de CMP es el eslabón que necesitábamos para continuar con los pasos que las autoridades exigen para autorizar el funcionamiento del laboratorio. Como ULS haremos nuestro mejor trabajo tratando de acelerar el cumplimiento de los requerimientos que sean necesarios para la certificación final que permite el inicio de la operación”, explicó el Dr. Cristian Ibáñez, quien junto a las académicas Dra. Karina Stucken y Dra. Marcela Gatica, serán los responsables del análisis de muestras SARS CoV-2.

Gabinete de Bioseguridad tipo A2

Un Gabinete de Bioseguridad es una cámara o cubículo de tamaño variable, construida, generalmente en acero, que dispone de una ventana frontal de vidrio de altura variable que posee un sistema de ventilación conformado por un motor eléctrico, un ventilador y un conjunto de ductos que, al estar funcionando, generan una condición de presión en su interior que es negativa en relación a la presión del ambiente en el laboratorio. Esta condición produce que el aire dentro del gabinete fluya dentro de ella a través de la apertura frontal generando una cortina de aire que protege al operador.

Cabe destacar que existen diferentes tipos de Gabinetes de Bioseguridad y el que fue donado a la ULS es el GBS tipo A2, que permitirá manipular microorganismos que pueden transmitirse por vía aérea y que, por su naturaleza, podrían causar problemas de salud.

Sin un Gabinete de Bioseguridad, no se podrían realizar de manera segura la neutralización del virus SARS CoV-2 que pudiera estar contenido en las muestras del tracto respiratorio superior (garganta o nariz) que debería hacer llegar el Servicio de Salud de Coquimbo u otros.

En concreto, este permitirá manipular de manera segura el hisopado nasofaríngeo con muestras que, eventualmente, podrían contener el SARS CoV-2.

Una vez pasada esta emergencia sanitaria, el GBS tipo A2 servirá para dar seguridad en la manipulación de diversos microorganismos, principalmente bacterias, que regularmente se usan en el laboratorio de Silvigenómica y Biotecnología.

Gobierno Regional

Con el propósito de acompañar a la comunidad regional en esta pandemia y futuras emergencias sanitarias por hongos, virus o bacterias, la Universidad de La Serena presentó esta semana ante los Consejeros Regionales la solicitud de apoyo para la adquisición de tres equipos que permitirían dotar de mayores capacidades a la región ante amenazas como las descritas. “De este modo -explica Cristian Ibáñez- la región podría enfrentar una futura epidemia o pandemia producida por microorganismos, con un laboratorio local integrado al sistema sanitario, que se dispone sin costo alguno a la comunidad”.

A diferencia de lo que estamos viviendo hoy, donde la Región de Coquimbo es una de las 3 regiones del país que no cuenta con capacidad local para analizar muestras, dependiendo de otras regiones. “En la región, y particularmente en la ULS, hay talento científico para llevar a cabo estos análisis. Lo que necesitamos es tecnología. Por eso el aporte de la CMP fue tan gravitante. Sin ellos, no podríamos haber habilitado el laboratorio para esta pandemia, y aún así, aún nos queda recibir la autorización para operar”, sentencia el académico.

Escrito por Dircom

No hay comentarios.

Post A Comment